The Great Combat for the Title

hemingway vs fitzgerald

The title in a story is like a person’s face: often the first thing you notice, and the first thing that either catches your attention or leaves you cold.

A title that doesn’t fit can burden a book or a film with the expectations it raises. It can also carry it an extra mile. Ask Steven Soderbergh and his Sex, Lies and Videotape (which of course  started the 90s trend of trifecta titles, as in “This thing, That thing and also that other thing“).

Seguir leyendo “The Great Combat for the Title”

De escorpiones y ranas (1 de 3)

Heartbreak-House-Welles-1938-1
ORSON WELLES en Heartbreak House (1938), justo después de que alguien le explicase que no hace falta maquillaje para actuar en la radio.

Peter Bogdanovich es lo más parecido a Truffaut que ha dado el cine estadounidense, si no en talento o estilo, sí al menos en la transición de crítico apasionado a director de cine de éxito.

Seguir leyendo “De escorpiones y ranas (1 de 3)”

El gran combate por el título

hemingway vs fitzgerald

Siguiendo con el tema del otro día, el título de una historia es como el rostro de una persona: a menudo lo primero que ves, y lo primero que te atrae, o te deja indiferente.

Un título que no encaje puede tronzar un libro o una película con las expectativas que crea. También lo puede llevar en volandas más allá de donde imaginaba el creador. Que se lo pregunten a Steven Soderbergh, y su Sexo, mentiras y cintas de vídeo, (que por supuesto en los 90 puso de moda los títulos trifecta, o “Esta cosa, esta otra y esta otra más.”

Seguir leyendo “El gran combate por el título”